Martes, 25 Agosto 2015 00:04

Gaby

Written by
Rate this item
(0 votes)

Qué difícil es decir
alguna frase inventada
a aquella persona amada
sin atinar a sentir
que ha logrado transmitir
más que palabras vacías,
qué difícil, qué agonía
no saber a ciencia cierta
si mi voz abrió tu puerta,
si ya es tuya o es aún mía.

Cómo quisiera robar
alguna frase probada
que conquiste a una balada
que te pudiera explicar
cuánto es lo que quiero dar
a tu corazón, mi nido,
y ver que lo has comprendido,
y escuchar, en ansia loca,
mil palabras de tu boca…
tal vez… ser correspondido.

¿Cómo te explico, pequeña,
ese anhelo de querer
hacer por ti todo bien,
darte mi fe, que te sueña,
y mi vida, que se empeña
en luchar por merecerte?;
yo no puedo prometerte
no hacerte daño, es posible,
lo que sí tengo asequible
es mi voluntad de amarte.

Creo entender tus temores,
yo también fui lastimado,
y el corazón se ha llenado
de dudas, celos, rencores,
y, acaso, ya no haya amores
que se merezcan mi esmero;
pero ahora confiar quiero;
si me equivoco, estaré
llorando amargo, lo sé,
mas, si no lo hago, me muero.

Read 2453 times Last modified on Jueves, 27 Agosto 2015 23:49
More in this category: « Estar sin ti Vanessa »

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.



Anti-spam: complete the task
Copyright (c) Site Name 2017. All rights reserved.
Designed by olwebdesign.com