MarAgo25

Te hablaré de un sueño que tuve hace poco…
fue ayer, cuando, al fin, mis sentidos dormían;
fue quizá nostalgia… o quizás fue alegría
por saberme parte de un sueño tan loco…
por creer que en ti, con un verso, provoco
sólo un sueño… un sueño colmado de flores;
en mi sueño había luces de colores
alumbrando el cielo de un jardín precioso,
con un kiosco al centro, como marco hermoso
de una escena entre estos célebres actores…

Ella: hermosa dama de gentil figura;
él: tan sólo un hombre de mirar profundo;
ella nació cual regalo que hizo Dios al mundo;
él, amante eterno de aquella hermosura.
En el fondo escuchan la fiel obertura
con la que iniciare un sentir tan humano:
ella se levanta y extiende su mano;
él la toma y luego la breve cintura;
en los ojos de ella encuentra ternura…
y en los de él un fuego se extiende lozano.

Así nos hallamos, por fin, frente a frente,
yo, siguiendo el ritmo que dictan tus pasos,
convierto este baile en un cálido abrazo
y encuentro en tus ojos, por fin, esa fuente
de tantos desvelos, de tenerte en mente;
yo miro tus labios, tú miras mis ojos,
y al hacerlo busco y encuentro en el rojo
de ésa tu sonrisa la respuesta inocua
a este corazón, que tu vida toca,
y conjuga en él mismo timidez y arrojo.

¿Cómo he de explicar la sensación divina
del calor del cuerpo que vibra a mi lado
que sólo sintieran Julieta y su amado?;
mas no soy Romeo… y tú eres… Yasmina.
Y aun así tus ojos, que a mi anhelo animan,
penetran mi sangre, y al ángel caído,
mi voz se convierte en un canto en tu oído,
y tus manos tiemblan, y yo… tiemblo todo…
se cierran tus ojos, y así, de ese modo,
se funde en un beso tu labio y el mío…

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.



Anti-spam: complete the task

More in this category:

Volver