MarAgo25
Antes de hoy no sabía,
o quizás no recordaba,
que dentro, en mi alma guardada,
y oculta en la lejanía
de los años, yo tenía
un mundo de sensaciones,
sentimientos e ilusiones
que mucho tiempo habían sido
lo más grande; mas dormido
aguardaba en los rincones.

No sé, no sé a ciencia cierta
cuándo empecé a provocarte
el deseo de quedarte
toda la noche despierta;
pero un día tocó a mi puerta,
insistente y parecida,
esa sensación dormida;
y, no sin cierto recelo,
decidí abrirle, y el cielo
llegó de nuevo a mi vida.

Dejó de ser importante
esa absurda lejanía
entre tú y yo, y cada día
vuelo hasta tierras distantes
con mis sueños visitantes
para unirse con los tuyos;
desde entonces, yo te incluyo
en este mundo pequeño;
estás presente en los sueños
que día a día construyo.

Recordar cada momento
me provoca una sonrisa,
y es que esta mente indecisa
dejó que los sentimientos
afloraran, y me siento
como un adolescente;
me gusta cuando, insistente,
me pides que no me vaya,
mi voz, entonces, se calla,
pues quien habla no es mi mente.

Eres tú, es tu presencia
la que inspira mis palabras,
ésas que piden que abras
también tus puertas, y anuencia
para llenar de experiencias
inolvidables tu vida,
¿qué importa si es a escondidas?
Si, finalmente, no somos
más que cómplices, dos gnomos
de travesuras unidas.

Ahora ya hay entre nosotros
frases, palabras, decretos…
como códigos secretos
incomprensibles para otros.
No sé si cause alboroto
fuera de aquí, mas no importa
lo que este sueño conforta
está en ti… está en nosotros…
desbocado, como potro
que hasta el cielo nos transporta.
Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.



Anti-spam: complete the task
Volver