Un cuento bibliotecario

Se dice que en la vida de todo hombre hay tres tareas que deben cumplirse: sembrar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Esta obra que hoy te presento corresponde a la tercera de dichas tareas, sin embargo, puedo considerar que las otras dos quedan cubiertas, pues su gestación ha tomado el tiempo suficiente para considerarla un hijo, construido a base de esfuerzo, algún que otro sinsabor y, sobre todo, un siempre bienintencionado compromiso de darle buen cauce. Por otra parte, si bien, la presencia del árbol no está siquiera en el papel con el que habría de imprimirse, creo que la palabra clave es "sembrar", y mi intención es justamente ésa, la de sembrar en tu mente una idea, quizás un gusto por la lectura, pero, sobre todo, una perspectiva diferente de la manera en que los libros forman parte de nuestra vida.

Matt es un pequeño libro de matemáticas que vive con Matilde, su madre, en una biblioteca pública. Los días pasan tranquilos, entre brindar ayuda a los usuarios que lo consultan y la convivencia con todos sus amigos.

Muy pronto llegarán nuevos libros a la biblioteca, pero lo que Matt no sabe es que también se acerca el día en que su mejor amiga, Kimm, sea secuestrada.

 

Ver la presentación virtual del libro

 

Commentarios de Facebook

Volver